Cómo dibujar una nariz

DIBUJAR UNA NARIZ

Descubre cómo dibujar la nariz perfecta con este tutorial de Raquel Arellano. ¡Aprende a separar la nariz en formas básicas y a comprender su estructura para dibujar narices de todo tipo!

 

En este tutorial vamos a aprender a realizar una nariz desde su forma más simple y esquematizada y también a dibujarla con formas complejas y distintos tamaños para conseguir diseñar rostros únicos, expresivos, creativos y con personalidad.

El principal software que he utilizado para llevar a cabo el tutorial ha sido Clip Studio Paint EX adaptado para iPad, aunque podemos adaptarnos a otro software de dibujo sin problema alguno, como puede ser Procreate, Photoshop, etc.

 

1. Entender la nariz: Estructuras básicas

Antes de empezar a dibujar estilos distintos, formas y demás variaciones de una nariz, hay que entender su forma más simple, ya que nos ayudará a captar mejor los conceptos básicos, que serán aplicables a cualquier estilo (desde el más realista hasta el más cartoon). De este modo resultará mucho más fácil dibujarla cuando lo necesitemos.

Debemos imaginar las distintas formas básicas que constituyen una nariz y desglosarla. Nos ayudará mucho aplicar formas planas y rectangulares para entender los volúmenes.

He realizado distintos bocetos de cómo se desglosaría por colores las partes principales de la nariz. Para realizar el tabique y la estructura principal, hay que imaginar un rectángulo que se puede estrechar más o menos a medida que se acerca a la punta de la nariz.
También podemos probar a ensancharlo si queremos que tenga una nariz algo más amplia en las fosas nasales.

 

 

1.1 Entender la nariz: Estructuras básicas redondeadas

Cuando sepamos y entendamos cómo es la estructura simplificada de la nariz, el segundo paso sería traducir esas estructuras rectangulares y aplanadas a formas curvas y esféricas. Así, poco a poco se asemeja cada vez más a la estructura de una nariz.

 

 

Aquí podemos ver cómo se puede representar una nariz de forma realista. Para ello, tener en cuenta los grises nos ayudará mucho a entender los volúmenes.
Incorporamos todas las formas que hemos estudiado anteriormente de manera que se integren bien entre sí. Podemos ayudarnos con referencias, fotografías, etc.
Puedes consultar plataformas como Artstation o Pinterest para encontrar muchas referencias.

 

 

Para representar de forma más fácil la punta de la nariz, se dibuja una esfera central más grande con dos pequeñitas a los laterales (su tamaño dependerá de cómo queramos que sea la nariz). Podemos añadirle una estructura rectangular para interpretar el tabique.

 

 

2. Encajar la nariz

Una vez que sepamos la estructura básica de la nariz, vamos a aprender a encajarla en un rostro. Hay que tener en cuenta varios aspectos y proporciones.
El tamaño de la nariz se sitúa en la misma vertical que divide el rostro en dos (más o menos por la mitad). Su tamaño va estrechamente ligado a las orejas, ya que si la nariz es grande, las orejas suelen serlo también.
Podemos basarnos en el lagrimal del ojo para delimitar las fosas nasales.

 

 

3. Proporciones según edad y género

El siguiente paso después de saber la estructura básica de la nariz, es saber utilizar el tipo de nariz apropiada para nuestro personaje. Hay que tener en cuenta distintos puntos característicos y que marcan diferencias entre personajes, como la edad o el género.
Hay varias diferencias entre una nariz masculina y una femenina; la masculina suele tener un tabique más marcado y las aletas de las fosas nasales más anchas, mientras que la femenina suele tener un tabique más fino y las aletas de las fosas nasales más pequeñas. También podemos redondear o afilar un poco más la punta de la nariz para volverla más fina.

 

 

El otro aspecto importante que hay que tener en cuenta para diseñar un tipo de nariz u otra es la edad. Un/a niño/a va a tener una nariz mucho más pequeña que la de un adulto, ya que su cuerpo está en proceso de crecimiento.
Lo mismo pasa si comparamos la nariz de un adulto y la de un anciano; el anciano tendrá una nariz más grande y caída que la de un adulto de mediana edad.

 

 

4. Tipos de nariz

Según el tipo de nariz, el personaje adquiere unos rasgos faciales específicos que en muchos casos ayudan a que sea más fácil reconocer su psicología (ayudándonos con la expresión facial y otros elementos que puedan acompañarlo). Solemos dibujar una nariz más grande para personajes malvados y una más afinada y pequeña para personajes buenos. Es muy importante saber que puede haber excepciones si sabemos complementar bien el resto de características que acompañan y definen al personaje.

 

En este ejemplo he optado por dibujar en los 3 personajes de arriba una nariz prominente y en los 3 de abajo, una nariz más pequeña y afinada. Como ya hemos comentado, la psicología del personaje puede ir ligada estrechamente con las características físicas (como es la nariz), pero siempre puede haber excepciones.

 

 

5. Cambios de la nariz en un mismo rostro

Cuando diseñamos un personaje, es muy interesante hacer cambios en este para acabar de decidir el diseño final. En este caso podemos ver un ejemplo de cómo funcionan distintos tipos de nariz en un mismo personaje.

 

 

6. Dibujar una nariz en diferentes estilos

Es muy interesante conocer los distintos tipos de narices que se pueden interpretar según el estilo que tengamos.
Aquí hay un ejemplo de 5 estilos distintos para interpretar la nariz: el primero en estilo Manga, el segundo en estilo Disney, el tercero con un estilo de cómic americano, el cuarto con mi propio estilo (stylish) y el quinto con un estilo algo más realista/semirrealista.

 

 

7. Nariz aplicada en una ilustración

Para finalizar con el tutorial, adjunto una ilustración paso a paso que he realizado para que puedas ver cómo trabajo la nariz conjuntamente con el resto de elementos que componen el rostro.
He dibujado una nariz pequeña y con pecas para darle una cierta textura a la piel de esa zona.
Es muy importante saber dónde colocar los brillos y las sombras para dar profundidad y volúmenes; en el lateral de las fosas nasales y en la punta de la nariz siempre incorporo brillo y debajo de la nariz sombra más marcada.
El color dependerá mucho de la iluminación que trabajemos, además del tipo de personaje. Aquí he proyectado una iluminación neutra.

 

 

Sobre la autora

Raquel Arellano es una ilustradora y concept artist (digital y tradicional) de Barcelona que trabaja actualmente en la universidad como profesora de arte para videojuegos, además de haber trabajado en otras escuelas y academias relacionadas con el sector. Realiza trabajos para empresas indie de juegos de rol, encargos para particulares y tutoriales explicativos para varias empresas.

Realiza directos en Twitch mostrando cómo trabaja en algunos de sus proyectos, además de publicarlos en plataformas como Instagram, Twitter o ArtStation.

https://www.instagram.com/rarellano_art/

https://www.artstation.com/rarellano

https://twitter.com/rarellanoleo

https://www.twitch.tv/rarellanoart