Diseña tu mecha en tiempo récord

Diseña tu mecha en tiempo récord

Descubre cómo diseñar máquinas a partir de fotografías de la mano del environment artist Scott Zenteno. Scott crea un mecha con textura realista para enseñarnos a conseguir diseños creíbles prestando atención a elementos como la iluminación y el equilibrio de la figura.

 

Introducción

En este artículo en el que diseñaremos este mecha te servirá para aprender a conseguir una versión final de tu mecha relativamente rápido. Veremos cómo un diseño puede alcanzar en pocos pasos niveles de detalle y realismo propios de un modelo 3D mediante la manipulación de imágenes.

 

Piezas

Para asignarle las piezas a mi mecha, fotografío y analizo distintas imágenes, especialmente las de objetos con un lado claramente sombreado y otro iluminado. Después, separo las partes individuales con formas sólidas. Al separar las partes del objeto entiendo mejor cómo se construye. Por ejemplo, las máquinas suelen tener una superficie externa que protege la circuitería y un chasis inferior que contiene las piezas en sí.

 

 

Primitivas geométricas

Tras separar los elementos, manipulo los claroscuros de los lados para crear las formas primitivas 3D (cubo, cilindro y esfera). Todos los objetos se pueden dividir en estas formas básicas, ya sea un mecha, una persona, un vehículo o cualquier otra cosa. Estas formas primitivas serán las piezas de nuestro mecha bípedo. Dependiendo de la imagen utilizada, puede que este paso se complique más o menos, de ahí la importancia de conseguir fotos con distintas iluminaciones.

 

 

Experimentar con las formas

Con el lienzo listo, empiezo a rotar y a unir las primitivas como si fuesen piezas de LEGO para combinarlas y crear formas más complejas. Primero, modificando las mismas cuatro partes, creo varios conceptos de cómo podrían ser las extremidades inferiores de mi mecha. Al diseñar un mecha bípedo, es importante que las juntas estén debidamente equilibradas. Por ejemplo, puedes hacer que las extremidades inferiores terminen con una base ancha y plana o equilibrarlas con un diseño similar al de las patas de un velocirráptor.

 

 

Unión de las piezas

Usando las piernas mecánicas como base, empiezo a unir el resto de piezas. Para ello, al igual que hice con las extremidades inferiores, me he asegurado de distribuir bien el peso y el centro de gravedad intentando mantener un diseño simétrico con un peso compensado en ambos lados. La cola de los velocirráptores, por ejemplo, compensa la excesiva inclinación de sus cabezas. Aún no hemos trazado ni una sola línea, pero el diseño ya se podría usar a modo de textura o volume texture. Este paso es lo mejor que tiene este proceso, que nos permite conseguir un diseño rápido sin tener que pararnos a pintar cada uno de los detalles. Con una simple silueta podemos lograr que los ojos del espectador viajen al interior del diseño.

 

 

Iluminación básica

Con la base terminada, agrego una iluminación rápida para encajar mejor las texturas. Esto hará más natural la unión de las piezas. Aprovecho las sombras para corregir las texturas de la foto que no coinciden con el esquema de iluminación final. También me ayudan a eliminar parte del ruido y los detalles que enturbian el diseño. Por otro lado, las capas de luz sirven para resaltar el volumen de las formas, mostrando cómo la luz impacta y atraviesa las distintas formas primitivas. Si bien la iluminación ya estaba implícita en la fase anterior, ahora es mucho más consistente y muestra mejor el diseño del mecha.

 

 

Pintar la base iluminada

Pasamos a pintar. Me centraré en pulir más las formas y sus características. Repaso cada borde y analizo si es mejor biselarlo (hacerle un corte plano de 45°) o dejarlo con forma radial (redondearlo para alisarlo). Después, voy seleccionando colores de mi diseño base para añadir algunos cambios sutiles. También agrego detalles originales para que esté todo sacado de la fotografía. Mientras los agrego, voy añadiendo también luces más cálidas evidenciar la temperatura de la luz.

 

 

Construcción de los claroscuros

Tras pulir el diseño, doy otra capa de claroscuros para unificar los nuevos elementos, prestando especial atención a la oclusión ambiental (las zonas en las que no impacta la luz) al trabajar las sombras. Esta vez, pinto la luz con un tono con matiz en lugar de con un blanco neutro. Todas las fuentes de luz tienden a un cierto tono en específico, y yo en este caso he optado por una luz de color amarillo cálido para resaltar los azules y los verdes de la paleta. Fíjate cómo con tan solo visualizar las capas de luces y sombras, las formas del mecha permanecen. Con la foto hemos conseguido las texturas, mientras que los claroscuros y las primitivas nos han dado las formas.

 

 

Puesta en marcha

Vamos a activar nuestro mecha para verlo en todo su esplendor. Para ello, vamos a incluir unas cuantas luces que evidencien su estado activo. He colocado las luces en las zonas que quiero destacar. He agregado cerca de la cabina las luces más obvias y de mayor tamaño, mientras que he añadido las más pequeñas alrededor de las juntas y de las áreas más detalladas para darle al diseño un dinamismo más natural.

 

 

Perfeccionamiento

Ahora mismo, mi principal objetivo es lograr que el diseño sea lo más comercial posible. Para pulir el diseño, añado una capa extra de brillo, saturación y viveza a la imagen. Al aumentar el brillo de las luces que hemos añadido en el paso previo, conseguimos que el mecha llame más la atención y denotar aún más su estado de activación.

 

 

 

Acabado

Antes de dar por terminada la imagen, muevo el peso de la cabina hacia delante e inclino la pierna mecánica a la derecha del espectador para compensar mejor el diseño. La postura anterior parecía inclinada hacia atrás y no tenía el peso bien equilibrado. También he logrado que el entorno entre en juego haciendo que la luz impacte contra el suelo del escenario y agregando un sombreado ambiental en la parte superior del lienzo. Este sombreado ambiental aumenta el contraste en la parte superior de la imagen, lo que la convierte en el foco de atención. Por último, he proyectado su sombra en la superficie del suelo para que el mecha parezca estar realmente en ese espacio. Para crear esta sombra, seleccioné la silueta del diseño y la encogí hasta que coincidiera con la postura de las extremidades inferiores. También difuminé los bordes para resaltar la gran altura del mecha.

 

 

Para este tutorial, partimos de una simple fotografía de un tractor y fuimos trabajando con ella hasta convertirla en un diseño muy sólido y que podría enviar directamente a un modelador 3D. Con el proceso aprendido, podemos reutilizar las mismas formas primitivas y piezas creadas para diseñar mechas, vehículos y siluetas completamente diferentes mientras mantenemos un lenguaje de formas consistente.

 

 

Scott Zenteno, environment artist y prop designer, trabaja en las industrias de la animación y los videojuegos y se especializa en diseño de maquinaria y entornos. Le apasiona trabajar en proyectos de corte anime, especialmente en aquellos en los que los robots toman parte.

Portfolio: https://scottzenteno.artstation.com/
Instagram: https://www.instagram.com/scottzenteno_art/
Twitter: https://twitter.com/scottzenteno