Guía para dibujar sombras

Guía para dibujar sombras

¡Lleva tus habilidades a un nuevo nivel con este tutorial de luces y sombras! Tus imágenes pueden transmitir un sentimiento u otro en función del tipo y la dirección de la luz. Eridey nos explica todo lo que necesitamos saber sobre los tipos de claroscuros y cómo afectan a los objetos.

 

La luz nos permite ver los colores y todo lo que nos rodea. Gracias a ella logramos diferenciar las formas y el volumen de los objetos. En esta oportunidad, quiero compartir algunos puntos que nos ayudarán a mejorar la interpretación de luces y sombras en nuestros dibujos.

 

El clásico ejemplo de la esfera sobre una mesa nos muestra la interacción básica entre claros y oscuros:

 

 

Del lado de la luz tenemos:

• Luz directa: Es la zona del objeto que está de cara a la luz y que se encuentra más iluminada.

 

 

  • Tono medio: Aquí, la escala de valores empieza a disminuir a un punto neutro entre la claridad y la oscuridad. También se conoce como el color/tono “base” del objeto.

 

En el lado oscuro:

• Sombra cimera: Es el contorno de la sombra (también se le conoce como Core Shadow o Edge Shadow). En el caso de la esfera, podemos observar que tiene una forma anillada que va acorde a su superficie. Esta zona suele ser más oscura porque ni la luz directa ni la luz que rebota de la mesa alcanzan a tocar esta “cara” del objeto.

• Tono medio oscuro (en inglés, Middle Dark Tone): es un tono neutro entre los más claros y los más oscuros de la sombra.

• Sombra proyectada: es la silueta que dibuja nuestro objeto sobre la superficie en la que se encuentra. Su forma puede extenderse o contraerse acorde al ángulo de los rayos de luz.

 

 

¡No nos olvidemos de la reflexión!

Es cuando la luz, al chocar contra una superficie, cambia de dirección. Cualquier superficie puede reflejar la luz (algunas más que otras), por eso es muy difícil que las sombras sean 100% oscuras en el mundo real (¡a menos que no haya luz en absoluto!).

 

  • Brillo: Es el reflejo de la fuente de luz sobre el objeto, su posición se determina desde nuestro punto de vista – si nos movemos, el brillo también cambiará de lugar. En la escala de valores, posee un tono más claro que el de la luz directa, pero recuerda que la intensidad de este depende del material del objeto – el metal puede tener un brillo más evidente que la madera, por ejemplo.

 

 

  • Luz reflejada: Es la luz que, al rebotar de la mesa, cambia de dirección proyectándose en la esfera. Podemos apreciarlo mejor con el ejemplo a color:

 

 

En el dibujo se definen tanto luces como sombras cuando se otorgan valores a las figuras. Si representamos estos valores en una escala, podemos identificar el nivel de claridad u oscuridad que posee cada tono de gris.

 

El truco está en mantener un buen balance entre claros y oscuros para definir los detalles de la imagen con éxito, pues ambos trabajan en equipo – la luz define la sombra y la sombra define la luz.

 

 

A la izquierda, la imagen está subexpuesta, los tonos son muy oscuros y similares entre sí, se pierden detalles y se aplana la imagen.

 

En la derecha, es el caso contrario, la imagen está sobreexpuesta, la cantidad de luz es cegadora y casi no hay distinción entre la figura y el fondo. La transición de tonos es muy tímida, los “más oscuros” siguen siendo muy claros.

 

 

¡Identifica los planos!

Muchos jóvenes artistas tienden a crear “efectos de sombreado” que no representan correctamente el volumen de los objetos.

 

Si queremos sombrear el rostro humano, por ejemplo, sería útil conocer algo de su anatomía, observar su estructura y construirlo a base de formas geométricas simples (cubos, cilindros, esferas…) que nos permitan identificar, sin mucha dificultad, los planos que están de cara a la luz, las áreas oscuras y las zonas que se ven afectadas por la luz que rebota desde otra superficie.

 

 

Propagación de la luz:

Los objetos opacos impiden completamente el paso de la luz, proyectando una sombra más uniforme. ¡El reto viene cuando tratamos con objetos traslúcidos o transparentes!

 

La luz se filtra parcialmente en objetos traslúcidos. Los colores del objeto pueden saturarse por efecto de la luz que viaja a través de ellos, como sucede con las hojas de los árboles o con las manos:

 

 

Los objetos transparentes permiten mayor paso de luz a través de ellos. Dibujar este tipo de objeto suele ser más complicado. ¡Se debe prestar mucha atención a los detalles! Por ejemplo, en un vaso de vidrio…

 

Tipos de luz:

El sol es nuestra principal fuente de luz natural. A lo largo del día podemos observar cómo su intensidad, los colores y las sombras van cambiando.

 

La luz proveniente de fuentes artificiales (focos, bombillas, la pantalla de nuestro móvil…) son más constantes y nos permiten, además, controlar su dirección y variar su intensidad y sus colores.

 

En el siguiente ejemplo intenté emular distintas fuentes de luz usando como base el mismo dibujo. También se pueden apreciar los valores en escala de grises:

 

 

Otra buena idea es jugar con la dirección de la luz para crear composiciones únicas:

 

 

¡Cada escena cuenta una historia diferente!

 

Acabados en el dibujo:

En medios tradicionales contamos con infinidad de materiales: tinta, grafito, carboncillo, acuarelas, acrílico, óleo… El soporte también nos brinda distintas texturas y colores. En digital se pueden emular técnicas tradicionales variando la configuración de elementos como los pinceles, la textura, la opacidad o el trazo, así como explorar nuevas tendencias y experimentar con distintos acabados.

 

Las opciones son infinitas, pero dominar una técnica se hace más sencillo cuando tenemos fundamentos bajo la manga. Lo siguiente será ¡practicar, practicar y practicar!

 

 

Espero que esta guía te sea de mucha ayuda y te inspire a experimentar con la luz y probar cosas nuevas en tus dibujos.

 

Si gustas, puedes visitar mis redes sociales y portafolio para ver más de mi trabajo:

 

https://www.instagram.com/eri_duh/
https://twitter.com/eri_duh
https://www.artstation.com/eridey

 

¡Muchas gracias por leer!

– Eridey