Introducción al matte painting

Introducción al matte painting

El matte painting es un proceso cinematográfico que consiste en la creación de decorados digitales existentes o inexistentes. Esto nos da la posibilidad de llegar a lugares inalcanzables para las cámaras y de construir universos ficticios. Se trata de una técnica muy económica, ya que nos permite extender y enriquecer los fondos sin necesidad de instalar decorados.

 

El matte painting tradicional previo a la era digital

Los primeros usos del matte painting se remontan al siglo XIX. Originalmente consistía en, una vez filmada la película, integrarle elementos decorativos usando placas de vidrio pintadas de negro. Alrededor de 1930 empezó a aplicarse el matte painting tal y como lo conocemos hoy en dia. Se comenzó a utilizar para crear fondos como cuarteles, castillos o islas en películas como King Kong o Drácula. Cuando llegaron los años 60, películas como Mary Poppins o El planeta de los simios evidenciaron la increíble evolución del matte painting. De hecho, aún hoy siguen siendo referentes en el mundo del matte painting.

 

Antes de la digitalización, el matte painting era trabajo de los pintores. Utilizando bocetos como referencia y pinturas pastel o acrílicos como herramientas, pintaban escenas de distintos tamaños en las placas de vidrio que luego combinaban con la escenografía de la película. Estas técnicas se han utilizado ampliamente en películas de culto como la trilogía original de La guerra de las galaxias o la saga de Indiana Jones.

 

A continuación encontrarás un interesante artículo que muestra algunos de los primeros matte paintings de la década de los 70, muchos de ellos creados por artistas tan famosos como Chris Evans. Gran parte de la fama que rodea a la saga de La guerra de las Galaxias se debió originalmente al uso de esta técnica.

23 matte paintings espectaculares de la trilogía original de Star Wars

 

Los últimos matte painting tradicionales se utilizaron en la película Titanic de 1997.

 

El matte painting digital de la era moderna

Los artistas cambiaron sus herramientas tradicionales por las digitales cuando estas pasaron a ser más accesibles y populares. Fue a partir de entonces que la técnica empezó a denominarse montaje digital de imágenes o matte painting digital (DMP). Hoy casi todo el mundo utiliza programas como Photoshop o CLIP STUDIO PAINT para llevar a cabo técnicas como el Photobashing o la adición de pintura en fotografías para convertirlas en ilustraciones. Maya y 3ds Max se utilizan mucho en los proyectos 3D, además de Nuke para la composición. Los ordenadores nos permiten crear fondos fácilmente y modificar la atmósfera, el clima y la hora del día representadas. Gracias a las herramientas digitales, el matte painting está más vivo y es más real que nunca, especialmente a ojos de los espectadores, que al final es lo más importante.

 

 

La tecnología digital trajo otra mejora significativa al matte painting: ¡los efectos 3D! Esto conlleva dos principales beneficios: la posibilidad de animar tomas 2,5D con cámaras 3D (camera mapping) y la de crear bosques, ciudades enteras y hasta planetas realmente complejos y ricos en detalles. Sin embargo, para crear entornos 3D se requieren conocimientos de texturización e iluminación, además de saber aplicar correctamente los fondos para obtener resultados fotorrealistas.

 

 

Tipos comunes de matte painting

 

Extensiones de set

Las extensiones de set o de decorados son muy comunes en el mundo del cine. El proceso consiste en incorporar edificios o vegetación en el fondo de una imagen. Esta misma técnica también se utiliza para expandir el agua de los lagos en primer plano, por ejemplo.

 

 

 

Cielo

A los artistas del matte painting digital (DMP artists) se les suele pedir que creen nuevos cielos o modifiquen los ya existentes dependiendo de las necesidades y el género de la producción audiovisual (ciencia ficción, fantasía…).

 

 

 

Las industrias que utilizan el matte painting

El matte painting se utilizaba originalmente en el cine, pero en la actualidad también hace acto de presencia en la publicidad audiovisual y en la impresa (revistas, carteles publicitarios…). Hasta los fondos y los cielos de los videojuegos se implementan mediante esta técnica. Por ejemplo, la mayoría de montañas, edificaciones y otros elementos distantes de los shooters en primera persona (FPS) suelen ser producto del matte painting. También resulta de utilidad para crear el concept art y las ilustraciones. Los límites los ponen tus habilidades y tu propia imaginación, capacidades que pueden mejorarse a base de práctica y esfuerzo.

 

 

Fundamentos del matte painting digital

Es esencial cumplir ciertas reglas si quieres conseguir imágenes digitales realistas y creíbles. Por ejemplo, es muy importante respetar la perspectiva al combinar distintas imágenes. Si estás trabajando en una ciudad, asegúrate de que todas las ventanas están orientadas siguiendo la misma perspectiva.

 

La colorimetría influye significativamente en el fotorrealismo. Esto significa que, si mezclas varias fotos de montañas, es crucial que la combinación de los colores de todos los elementos sea natural y lo menos forzada posible, especialmente si las fotografías se han realizado en distintos lugares, con distintas cámaras y en diferentes estaciones o momentos del día. Todos esos detalles son los que deciden el color de una imagen.

 

El equilibrio entre las luces y las sombras también es otro factor fundamental. Seguramente hayas notado que los elementos más cercanos de las imágenes son más oscuros y, a medida que se aleja el primer plano, la composición se aclara. Esto se conoce como perspectiva aérea o atmosférica, y su efecto es similar al de la neblina. La combinación de los elementos distantes con el color del cielo aumenta la sensación de profundidad de las imágenes.

 

 

 

Bancos de imágenes

Tener a tu disposición un buen banco de imágenes resulta esencial, y la red es uno muy viable. Sin embargo, se debe tener cuidado con la calidad de las imágenes y los posibles derechos de autor de estas. Recomiendo los bancos de imágenes Gumroad y Photobash.org. Otra alternativa es crear tu propio banco de imágenes haciendo personalmente las fotografías. Aunque ten en cuenta que esta última opción te robará bastante tiempo si quieres reunir tantos paisajes como sea posible.

 

 

 

Conclusión

El arte del matte painting se domina con tiempo, paciencia y perseverancia. Es totalmente necesario conocer cómo interactúan y cambian las luces, las sombras y la dinámica del color dependiendo de la superficie, la hora del día y la distancia. Por lo tanto, resulta primordial trabajar con fotos de referencia para lograr reproducir fielmente la realidad y alcanzar el fotorrealismo en tus obras.

 

 

 

Sobre el artista

¡Hola! Me llamo Benjamin Nazon. Además de ser concept artist, también me dedico al matte painting. Trabajo para empresas como Mathematic-TVEurosport y Hexis.

Actualmente estoy estudiando la aplicación de técnicas de iluminación en tiempo real en UE4 para aumentar mis conocimientos. Me encanta ayudar y compartir opiniones artísticas, ¡así que no dudes en contactar conmigo a través de mi página de ArtStation o de mi sitio web si tienes alguna duda!

 

https://www.artstation.com/benjaminnazon
https://www.bnazon.com/